BOUDOIR

Hay momentos especiales en los que
la palabra belleza cobra su máxima expresión

Mejor Fotógrafo de España en Fotografía Boudoir

Premio otorgado por la Federación Española de Fotógrafos Profesionales

La fotografía de Boudoir es una rama de la fotografía algo desconocida, al menos en España, al menos así lo siento yo como maquilladora. Desconocida, confundida muchas veces con otras ramas o, sinceramente, porque en ocasiones el gusto brilla por su ausencia. Desde mi punto de vista la fotografía de Boudoir puede crear imágenes de una belleza sublime, siempre que sea la cámara adecuada la que esté detrás de esas imágenes. 

Por esa razón, porque de cámaras va la cosa, me gustaría que él, Alfonso Novo, nos hablase acerca de este tipo de fotografía. Debemos tener en cuenta un dato, a mayores de toda su trayectoria, Alfonso ha sido galardonado con el Premio a la Mejor Fotografía Boudoir de España, y le voy a pedir que cuele una de esas fotografías después de este párrafo, para que entendáis lo diferente que hace las cosas. Lo bien que hace su trabajo. Sencillamente, es magnífico. Pero voy a callarme yo y dejar que os hable él.

boudoir

E – Alfonso, esta imagen que te ha valido un premio tan importante, se aleja mucho de lo que comúnmente acostumbramos a asociar a Fotografía Boudoir, ¿Qué es para ti la Fotografía Boudoir? Y, por supuesto, enhorabuena.

A – Gracias. Me gustaría empezar contándote lo que no es. No es un catálogo de lencería, siento ser así de directo, pero ya me conoces. No es fotografía para una revista masculina. Ahora ya si te diré lo que la Fotografía Boudoir es para mí. Sobre todo, es belleza, belleza natural, no hay que buscar poses forzadas, que ninguna mujer adopta en ningún momento del día, por muy coqueta que sea. 

No hay que usar ropa que no se tenga. Es decir, en esta fotografía yo busco la sensualidad, la feminidad, pero siempre de manera suave. A mi me encanta cazar el momento, si me permites la expresión, que suele ser un instante relajado, el más natural, es siempre el más bello.

E – Porque, corrígeme si me equivoco, Boudoir significando Tocador en francés, evoca esos momentos íntimos que toda mujer se regala a si misma. ¿Es así?, ¿es eso una sesión de Fotografía de Boudoir?

A – Esa es la fuente, si, pero cada fotógrafo lo lleva a su manera personal de hacer las cosas. Mira, uno de los comentarios acerca de la fotografía que comentábamos antes, de uno de los miembros del jurado, fue precisamente lo diferente que era de las demás. Porque Eva, ¿qué es un momento íntimo para una mujer? Yo creo que es ese instante en el que toda mujer se siente bella, cómoda, y, ¿por qué no decirlo? Sexi, en el buen sentido. Ese momento especial es el que yo quiero. Una sesión de fotos de Boudoir es, sobre todo, un día especial para sentirse especial.

E – Desmontemos habladurías, si te parece bien, porque yo he escuchado unas cuantas y seguro que tú también…

A – No necesito ni que hagas la pregunta porque intuyo por dónde vas. Una sesión de fotos de Boudoir tiene que ser enfocada, como profesional, desde el máximo respeto hacia la mujer. Mi trabajo no solo tiene que consistir en crear imágenes hermosas, sino en crear una atmósfera tranquila, cómoda, de total confianza. 

Esa confianza se va ganando a medida que la sesión avanza, y tú lo sabes que has trabajado conmigo. Es muy importante que cada mujer se sienta libre de hacer o no hacer. Fíjate que esta mujer está vestida, con gafas de sol incluidas. El Boudoir no es desnudo, es feminidad. Así de sencillo y así de hermoso.

E – Importante, ¿para qué tipo de mujeres están pensadas este tipo de fotografías? Porque al hablar de imágenes sensuales, a todas se nos vienen a la mente modelos de cuerpos perfectos.

A – Exacto y nada más lejos de la realidad. Mira Eva, cualquier mujer, cualquiera, posee belleza, mi trabajo es saber capturarla, porque está ahí. Este tipo de sesiones pueden ser una cura fantástica para darte cuenta de lo estupenda que estás, sea como sea tu constitución. 

Me da igual si hablamos de mujeres que, según la sociedad, tengan más talla de la debida. De mujeres que han dado a luz y sienten que su cuerpo ha cambiado. Mujeres maduras que, lo mismo, tienen la sensación del paso del tiempo. Y podría seguir. Porque la fotografía de Boudoir sirve precisamente para encontrar la belleza. Así que la respuesta es que todas las mujeres merecen, merecéis, una sesión privada, por y para vosotras.

E – ¿Cómo preparas las sesiones, dónde las haces?

A – Lo primero es haber establecido ya un trato de confianza con la protagonista. Hablamos de horarios, teniendo en cuenta las horas de luz natural, el tiempo de trabajo de maquillaje y peinado, y nada de prisas. Elegimos un lugar bonito, elegante, de líneas puras, porque la protagonista tiene que ser la mujer. 

Tiene que ser un lugar cómodo, para poder descansar, tener una buena temperatura, un lugar privado para cambiarse, todos los detalles son importantes. Incluso acceso a exteriores, no me gusta encasillarme, y la fotografía de Boudoir no es encima de una cama si o si, es que precisamente yo quiero escapar de esos estereotipos, y crear fotografías diferentes, más artísticas, en las que mujer, luz, composición, formen un todo perfecto. Quiero fotografías que sus dueñas tengan ganas de enseñar orgullosas.

Yo no se vosotras, pero yo si querría una de esas fotos para enseñar orgullosa. Se habla mucho del empoderamiento de la mujer. Como mujer y maquilladora que conoce a muchas y muy diversas mujeres, os puedo asegurar que nada proporciona más poder a una mujer que sentirse bien dentro de su propia piel. 

Tenemos que alimentar nuestra auto estima y no nuestros complejos. Así que, una sesión de fotografía Boudoir de manos de un fotógrafo impecable que, además, es todo un caballero, puede resultar ser una auténtica terapia que todas deberíamos experimentar al menos una vez en la vida.

Estoy segura de que tendréis muchas más preguntas, pero prefiero que se las hagáis a Alfonso directamente, él estará más que encantado de atenderos. Estáis en manos de una de las mejores cámaras de este país y de todo un profesional. Fotazas aseguradas. Gracias Alfonso.

Eva Villamar

Son tus fotografías, esa belleza eres tú

fotografia boudoir

Olvídate de mí, pero sobre todo, confía en mí.

Para mí es muy importante que antes de hacer una sesión de boudoir hablemos tranquilamente y me cuentes que tipo de fotografías buscas. Hay un dicho que dice “Más vale una imagen que mil palabras” y por esta razón te mostraré cientos de imágenes para que veamos ejemplos.

SESIÓN DE FOTOS BOUDOIR

El antes y el después

Recuerda que, lo que yo busco en cada fotografía que hagamos juntos, en nuestra sesión de Boudoir, es atrapar la mejor versión de ti misma. Recuerda que mi profesión es la fotografía desde hace muchos años y muchos trabajos ya acumulados, así que, tranquila, estoy en mi terreno. 

Te observaré, con respeto y cautela, pero tengo que mirar, para encontrar, el mejor ángulo, el movimiento perfecto, ese gesto que te distingue de las demás. Te observaré, para encontrar lo que quizá ni tú misma eres capaz de ver, tu gran belleza.

Y, esa observación, empieza en mi cámara, pero continúa acto seguido en la pantalla de mi ordenador. Teniendo siempre presente que tú tienes que seguir siendo tú. No creo en ese tipo de fotografía modificada hasta el extremo. 

Tal vez porque nací y crecí en el mundo analógico, concibo la fotografía en el momento del disparo. Pero es indiscutible que, ciertos aspectos, se escapan de mi control. Crees haber atrapado la luz perfecta y cambia en cuestión de segundos, pero no quiero perder ese momento perfecto en el que estás sencillamente radiante. Así que tomo la foto, ya después, con calma, ajustaré luces y sombras para llevar la mirada hasta esa sonrisa, ese pliegue de tu camisa, o, tal vez, la delicada forma de tu cuello.

Lo que se entiende en la calle como retoque fotográfico, es decir, el procesado, ha de ser sutil, delicado, empleado solo como instrumento para perfeccionar la imagen. Para conseguir que esa gran imagen se transforme en una fotografía espectacular, porque tú no mereces menos, porque es lo que te he prometido, la mejor versión de ti misma. 

Quiero que, al ver cada imagen, no solo te enamores de esas fotografías, quiero que te enamores de ti misma. Sí, así de claro. Esta sesión de Boudoir es para ti.

Por eso, juntos, decidiremos que detalles quieres procesar o retocar en tus fotografías. Al margen de aspectos más técnicos, como encuadre, luz, etc. Hay otros, como la textura en la piel, por ejemplo, que van a depender más de tu elección. 

Si bien es cierto que tu rostro no se verá igual según el maquillaje que lleves, por ejemplo, o la luz que incida sobre ti. Mil detalles conforman una fotografía, y yo busco la perfección. Esa perfección que llevas contigo. Por eso “el antes y el después” será el que acordemos, ni más, ni menos.

Antes

Boudoir Retoque

después

Boudoir Retoque